Nuevos desafíos para el Colegio de Periodistas
+
Categoría: Sin categoría
Ago, 3, 2016

El Colegio de Periodistas de Chile elegirá dirigentes nacionales y regionales los días 31 de agosto y el 1 y 2 de septiembre en todo el territorio nacional. La Orden Profesional ha recorrido una larga y productiva trayectoria a lo largo de sus 60 años de vida. Es que la función de informar convoca y apasiona.

No es casual que políticos de la altura de Eduardo Frei Montalva, Radomiro Tomic y José Tohá hayan dedicado años de su vida al ejercicio del periodismo. Numerosos son los testimonios de nuestros dirigentes en la lucha por la libertad de expresión, en contra de todo tipo de censura y al servicio del Derecho a la Información de la ciudadanía.
Algunos de ellos dejaron la vida como José Carrasco, otros perdieron su libertad y miles fueron desvinculados de sus fuentes laborales.

Primeras entre los principales, nuestras colegas mujeres le han dado un brillo muy especial a nuestra profesión: Raquel Correa, Lenka Franulic, Marina Kuntzmann (de Navasal), Patricia Verdugo, María Olivia Monckeberg, Mónica González, Alejandra Matus, entre muchas.

Maestros como Planet, Lanzarotti, Cabrera, Filippi y Santibañez hicieron grandes aportes para una mejor formación universitaria, generaron nuevas tendencias profesionales y clavaron con firmeza la bandera de la ética periodística.

Hablando de medios, destacamos la obra informativa y liberadora de Radio Balmaceda, Radio Chilena, Radio Cooperativa, Diario Fortín Mapocho, Diario La Época, Revistas APSI, Hoy, Análisis y Cauce, que no dejaron que se sumergiera en la oscuridad al Chile real que se trataba de ocultar desde la fatídica DINACOS de la dictadura.

En síntesis, la libertad de expresión que hoy encarnamos no fue obra ni de hoy ni de ayer. Son 60 años de esfuerzos desplegados por generaciones de colegas para emular al primer colega, libertario como nosotros, Fray Camilo Henríquez.

Hoy ha llegado una nueva hora para la profesión y para nuestro Colegio. La hora de hacer realidad la demanda histórica del Colegio de Periodistas en orden a recuperar la categoría de Corporación de Derecho Público en el marco de la gestión mancomunada de la Federación de Colegios Profesionales de Chile.

La hora de contar con el soporte jurídico para encargarnos de supervigilar nuestro desempeño en el ámbito de la ética periodística y la libertad de expresión, como pilares fundamentales para el ejercicio de la profesión.

La hora de que el Colegio de Periodistas recupere su rol como el gran referente de la aplicación práctica de la ética profesional y su observancia en los distintos campos en los que se desempeña el periodismo.

Perfeccionemos y modernicemos nuestras estructuras internas para gozar en el más corto plazo con un renovado Consejo de Ética del gremio que recoja y actualice la experiencia acumulada en nuestros tribunales regionales y el nacional de ética y disciplina.

Profundicemos nuestro principal compromiso como titulares de la profesión de informar con la consagración constitucional del Derecho a la Información y la Libertad de Expresión.
En el ámbito estatal, hagamos que los cargos de comunicadores pasen a formar parte del Sistema de Alta Dirección Pública.

El Colegio de Periodistas debe insistir en proponer nuevos y más completos programas de fomento al surgimiento y desarrollo de micro, pequeñas y medianas empresas periodísticas.

Queremos que existan instrumentos de fomento reales para nuestro sector, que permitan apoyar el surgimiento y desarrollo de medios de comunicación de carácter local, regional o independiente, recogiendo la experiencia de los programas de fomento en el ámbito de la cultura y el cine.

Cumplamos los acuerdos del XV Congreso Nacional del Gremio en la ciudad de Arica que mandata a la orden para crear un Sindicato Nacional de Periodistas que asuma todas las funciones reivindicativas y laborales, manteniendo al Colegio como una orden gremial, alejada de partidismos y proyectos ajenos a la acción profesional que nos compete.

Reformemos la Ley de Prensa eliminando de su articulado aquellas partes que injustamente contemplan penas corporales contra los periodistas y reemplacemos definitivamente el término “preferente” por el de “exclusividad” en el ejercicio de nuestra profesión, sólo para periodistas.

Hablando de las Regiones, dotémoslas de autonomía efectiva, autorizando a los Consejos Regionales para obtener su personería jurídica, como lo hacen otras órdenes profesionales sin poner en riesgo la unidad nacional de sus Colegios.

Son los desafíos que debemos enfrentar con unidad política y territorial en el nuevo período 2016-2018 que se inicia en el Colegio de Periodistas de Chile.

Sin Comentarios
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...

COMMENTS